Movimiento de la Escuela de la Cruz

formar, engendrar comunidades de apóstoles que transmitan el Espíritu de la cruz con su vida y testimonio, en primer lugar en lo espiritual, en segundo lugar en lo temporal, formando con su sacerdote (por lo general el párroco), una verdadera unidad, que les impulse mutuamente en su entrega a cristo, siendo fermento, raíz, y cimiento, engendradores de apóstoles.

Movimiento de la Escuela de la Cruz. Parroquia Preciosa Sangre de Cristo

La fundación de la escuela de la cruz aquí en México se hace a través del padre Javier Asencio Dávalos, con la espiritualidad de los misioneros del Espiritu Santo. Se realiza una escuela de la cruz en la ciudad de México a la cual participa el sacerdote Modesto Juárez, este a su vez viene para Veracruz y comienza a realizar escuelas por esta región.

El nacimiento de la escuela de la cruz en la parroquia de Cosoleacaque, ver. Se remonta al año de 1975 en el pueblo de Oteapan Ver. En ese año se realiza una escuela de la cruz, a la cual asisten 6 hombres de esta parroquia de Cosoleacaque el día 25, 26, 27, 28 de octubre de 1975.

Entre ellos estan: Francisco reyes Hernández, Anastasio Hernández, Anacleto Santiago Alor, Hilario Márquez, Miguel Torres

Sacerdote encargado de la dirección espiritual: Modesto Juárez.

De la siguiente escuela participaron 3 hermanos más de Cosoleacaque, en el mismo pueblo de Oteapan los días 27, 28, 29, 30 de febrero de 1976. A esta escuela asisten los siguientes hermanos: Santos Torres Mateo, Froylan Bautista y Jose francisco.

Movimiento de la Escuela de la Cruz. Parroquia Preciosa Sangre de Cristo

El movimiento de la escuela de la cruz no tiene estandarte, no debe brillar, está fundada para ser fermento, raíz y cimiento, para apoyar y hacer crecer a su iglesia y a cristo mismo mediante ella. cada uno de sus miembros deberá ser un cristo vivo y ver a sus hermanos como a un cristo, siempre dispuesto a amar, siempre listo a ser un puente entre Jesús y sus hermanos.

La espiritualidad de la escuela de la cruz se basa en esa característica primordial del sacrificio de nuestro señor Jesucristo por nosotros que es la cruz. Esa debe ser la mística del cruzado, vivir crucificado en Cristo Jesús.

En el objetivo de la escuela de la cruz se da pauta para que cada cruzado tenga un camino a seguir y el porqué de pertenecer a este movimiento.

Algo muy importante es su reunión de oración con sus otros compañeros escueleros, que debe realizarse una vez por semana y esa es una de las bases de la escuela de la cruz. No es cruzado quien no asiste a su reunión de escuadrón.

El cruzado debe estar en constante oración y estudio, en los retiros de precruzados y cruzados se les enseña catequesis básica y temas de conversión, pero no lo suficiente como para realizarse como cristiano es tan solo un comienzo a una nueva vida. Se deberá buscar la superación intelectual mediante las sagradas escrituras y la gran cantidad de lectura que existe en la escuela de la cruz, algunos ejemplos de ellos son:

Puntachos, el ABC del cruzado, perseverancia, espiritualidad, el porqué de la escuela de la cruz, libro de capacitación, el libro del escuadrón, manual de primer grado, manual de segundo grado, etc.

Pueden asistir todos los varones y mujeres, casados por la iglesia, y dispuestos a trabajar. Sacerdotes, obispos, diáconos.

Para formar parte de la escuela de la cruz es necesario asistir a 2 retiros el primero es de selección y pre-escuela al cual puede asistir cualquier persona que esté dispuesta a estar unido a Jesucristo y en este se hace la invitación para el que quiera asistir a la escuela de la cruz donde debe estar en un retiro de 4 días en la que hay una tarde de llegada y de ahí 3 días de temas, la salida es el domingo con la celebración eucarística y en la cual hay un compromiso serio de cada cruzado que así lo quiera con nuestro señor Jesucristo. Todos los cruzados día a día continúan su escuela en la perseverancia, en la caridad y en la comunión.

Aun cuando el cruzado no debe brillar sino dejar que sea cristo quien brille en él, es necesario como en toda organización que exista un representante, y por lo consiguiente tener una organización, la escuela de la cruz.